viernes, 2 de octubre de 2015

Editorial - Octubre 2015: Yo soy Yo... Tu eres Tu.

YO SOY YO…TU ERES TU…

En el tránsito de mi experiencia por esto de la Psicoterapia Gestalt, una de las cosas màs importantes aprendidas  tiene que ver con esta frase de la Oración Gestáltica del maestro Fritz Perls.

Aprender que como ser único, especial e irrepetible poseo un cúmulo de potencialidades, la mayoría por ser descubiertas aún, que hacen de mi lo que soy, y que es justo ese abanico de potencialidades, unido al otro abanico de potencialidades pertenecientes al otro, también probablemente por ser descubiertas lo que hace que el encuentro entre dos seres humanos se convierta en un acto mágico de contacto de conocimiento reconocimiento y  experiencias que me facilitan continuar mis descubrimiento y mi proceso de individuación.

En esta sociedad, tan convulsionada por tantos agentes externos que limitan nuestra capacidad de contactar con lo que nos rodea, la necesidad de reconocer-Me y reconocer-Te desde nuestra cotideanidad es lo que en definitiva nos hará creer que es posible vivir en un mundo diferente, donde cada uno de nosotros sea capaz de expresar-Se  y expresar-Le al otro sus emociones, sentimientos, sensaciones y acciones para en conjunto construir la realidad que queremos compartir y vivir.  Se hace indispensable que volvamos la mirada y retrocedamos al encuentro de esas diferencias individuales que nos hacen únicos y que nos  permitirán encontrarnos en eso que es esencial y que tanto TU como YO queremos, compartimos y deseamos, nuestra Humanidad.

Sin duda, la mayor crítica a la Psicoterapia Gestalt a lo largo del años ha sido, desde mi criterio, su marcado individualismo, crítica a mi parecer injusta, ya que si algo es indispensable en el proceso de acompañamiento Al ser humano, es la necesidad de reconocerme frente al otro ser humano desde eso que nos hace únicos en esa relación compartida, por eso YO SOY YO Y TU ERES TU, te necesito a ti OTRO y tù me necesitas a MI, YO, para saber que soy lo que soy y por eso soy diferente a ti, que tù eres lo que eres y por ello eres y seràs diferente a mi… No existo, si tu no existes, no soy si tù no eres. La definición de mi SER como único e irrepetible, te necesita obligatoriamente a tì para diferenciarnos, reafirmarnos, acercarnos y con- vivir.

Desde esta òptica, lo peor que nos està pasando como humanidad, es que en nuestro afán de competir y no de covivir, estamos enfrascados en el objetivo de eliminarnos unos a otros, negándonos y negando nuestra existencia, como eres difrente a mi y a lo que pienso, no existes, por ello, necesito acabar contigo… Si te niego, si no te reconozco, no me importa lo que sientas, lo que pienses, lo que seas, eso no es la Gestalt. La oración gestáltica, desde mi humilde experiencia no solo reafirma mi unicidad como ser humano, sino que potencia la relación YO-OTRO, con la finalidad de Experienciarnos, Reconocernos y Convivir mutuamente, eso es madurez…

Por esta razón es que mi encuentro con la Psicoterapia Gestalt ha sido la vía para fortalecer mi crecimiento, madurar mi capacidad de darme cuenta y así poder acompañar realmente al otro en ese de seguir creciendo y madurando…

Estamos condenados a ser libres y sólo lo lograremos cuando estemos en la capacidad de discernir lo que nos encuentra y nos separa del otro, sino pretender eliminarlo o aniquilarlo, sencillamente cuando aprendamos a reconocerlo, ya que en esa medida es que yo estoy destinado a reconocerme.

Cristina Alfonzo
Psicólogo Clínico
Psicoterapeuta Gestàltico



No hay comentarios: